Por Tito Olivo
Economista y Político

El neoliberalismo como modelo económico está completamente agotado, y lo demuestran las crisis recurrentes que se han presentados en las diferentes economías, así como, las que se han de producir; ahora bien, lo importante es ver cuál será el modelo que lo sustituirá, y entiendo que ahí es donde los pensadores de izquierda deben de emplearse a fondo.

Que ese modelo esté agotado, no quiere decir que está destruido, y es ahí donde radica la importancia de debatir esta situación; para así, ir creando el marco en que se genere una propuesta para sustituir el neoliberalismo, por una que sea más incluyente en términos sociales, productivos y más amigables con el medioambiente. Adaptándola, a cada una de las diferentes sociedades, dependiendo del nivel de su modo de producción.

La imposición del modelo neoliberal, sobre el Keynesianismo y las diferentes propuestas de izquierda, tiene su inicio a principios de los 70s; primero, por medios de golpes de estados en todo el cono sur, de América Latina, para ser impulsado a finales de los 80s, y principios de los 90s, en todo el globo, terráqueo, por los organismos multilaterales como: El Banco Mundial, BID y FMI.

Para una interpretación lógica del modelo neoliberal; debemos de centrarnos en el Capital de Marx, donde él hace un análisis exhaustivo de cómo se presentaban las crisis en ese periodo histórico que le toco vivir. Es importante indicar que, el capital especulativo y financiero, no tenían el nivel de desarrollo de hoy, y por lo tanto, no jugaban el rol que hoy juegan en la economía y en la política; por eso, la importancia, de hacer el estudio apegado a la metodología de investigación Marxista.

Al apoyarnos en el Materialismo histórico de Carlos Marx, como método científico de investigación, fácilmente podemos darnos cuenta, como él en el Capital, pudo determinar que, debido a la elevación de la composición orgánica del capital, se producían las crisis en la economía; y también, por qué Keynes impulsó el modelo de la demanda inducida, pero además nos permite desentrañar porque se impone el modelo neoliberal y como este ha llegado a su agotamiento.

Cuando Marx se refiere a la elevación de la composición orgánica del capital, lo que señala en termino llano, es el aumento del nivel de tecnología en las empresas, para incrementar la productividad del capital; ahora bien, esto trae como consecuencia, la destrucción de empleos, disminuyendo la demanda efectiva, y a la vez incrementa el stok de inventario, lo que abre la puerta para que se produzca la crisis económica.

Muchos años después Keynes llega a las mismas conclusiones de Marx, por medio de lo que él llamó, la eficacia marginal del capital; lo único que él, no se plantea la superación del sistema capitalista, sino que por medio de la intervención del estado en la economía, crear cierto dinamismo económico y romper el ciclo de crisis, y de esa manera mantener el sistema. Este modelo es conocido como el de la demanda inducida.

El crack bursátil de 1929, crea las condiciones para que el modelo Keynesiano se aplique desde mediado de los 30s, hasta inicio de los 70s sin ningún problema; todo marchaba bien, y se pensaba que los ciclos en la economía habían llegado a su fin, pero los deficits fiscales recurrentes en EU, así como la crisis del petróleo, crean grandes inflaciones de costes en las empresas, lo que pone en aprieto el modelo de la demanda inducida de Keynes.

Los Estados Unidos debido a la guerra de Vietnam, se ve precisado a incrementar el gasto militar, y con esto va acumulando grandes déficits económicos, lo cual obliga al presidente Nixon a reconocer que EU, no tiene en sus bóvedas la cantidad de oro que respaldara la masa monetaria emitida por el gobierno; rompiendo así la paridad dólar oro establecido 1944 en el cuerdo de Bretton Woods, donde se fijaba 35 dólares por una onza de oro, esto sucede el 15 de agosto de 1971 y, hace que la moneda norteamericana pierda valor.

Otro incidente que le complica la vida al modelo Keynesiano, fue, la primera crisis del petróleo que se dio en 1973, lo cual hizo disparar los precios del petróleo a niveles insospechados. Estas dos, situaciones generaron en la economía global una inflación de coste en las empresas, y por primera vez se da en la economía lo que keynes nunca se imaginó podía suceder; y fue una caída del PBI con inflación que, se conoció como estanflación.

Para sustituir el modelo de bienestar de Keynes, se impone el neoliberalismo, con la misión de resolver el problema por el lado de la oferta, y así, hacer las empresas más competitivas; pero sacrificando los beneficios de los trabajadores y del pueblo en general.

Con el modelo neoliberal, se privatizan las empresas que estaban en manos del estado en los diferentes países; se eleva la tasa de interés bancario, se disminuyen los impuestos empresariales y se incrementan los que gravan el consumo, así como se producen grandes devaluaciones, lo cual reduce el poder adquisitivo de la clase trabajadora, debido a una caída del salario real.

La aplicación de este modelo se hizo por medio de represión militar en un primer momento, ahogando en sangre la lucha de los pueblos, como fueron los golpes de estados en el cono sur. En un segundo momento por medio de imposiciones de organismos multilaterales, como el BID, FMI y Banco Mundial.

Los ajustes fueron de tal magnitud que, en países como el nuestro y Venezuela, se produjeron grandes pobladas como la de abril de 1984 acá en Rep. Dom. Y la de febrero de 1992 en Venezuela, y así, se sucedieron muchas acciones más a nivel global.
Continuará

Anuncios