Trabajo presentado por

Tito Olivo

Economista

Nuestro país dependiente de energía importada en más de un 90% necesita cada vez más ir a las energías renovables, no solamente para hacernos menos dependiente de las importaciones  energéticas , sino también para contribuir a la reducción de los gases de efectos invernadero que, están contribuyendo al calentamiento global, el que tanto nos afecta a nosotros, pues somos unos de los diez países más afectados por este fenómeno, pero además compartimos la isla con otro que está en peores condiciones.

El uso desmedido de los combustibles fósiles por el hombre desde finales del siglo XIX hasta la fecha, a conllevado a un incremento en la atmósferas de los gases de efectos invernadero que, se acumulan en la atmósfera creando una capa cada vez más gruesa. En ella se atrapa más calor del sol y como resultado, nuestro planeta se calienta mucho más, como si de un invernadero se tratase.

Este fenómeno, está contribuyendo al derretimiento de los casquetes polares, lo que ha traído como consecuencia la elevación del nivel del mar, donde los más afectados somos los países isleños que, vamos perdiendo parte de nuestra área costera. En nuestro país gran parte de la costa noroestana está desapareciendo, y lo que anteriormente era playa, hoy es fondo marino, esto se puede ver en la playa Juan de Bolaño en Montecristi, y en la Bahía de Manzanillo.

Además del elevamiento del nivel del mar, producida por los gases de efectos invernaderos, tenemos también los fenómenos del niño y de la niña, uno que trae prolongada sequía  en una gran parte del año, y en la otra, gran cantidad de lluvia, esto es debido a que existe un nivel de precipitación anual, y cuando se prolonga la sequía, después cae en un periodo de tiempo corto, todas las lluvias que debieron caer el año entero, produciendo inundaciones, deslave, así como grandes cantidades de perdidas económicas y humanas.

Aunque ha existido una polémica, en torno a si el aumento de la intensidad y frecuencia de los huracanes tiene que ver con el calentamiento global, hoy se puede decir que, durante la última década, el número sin precedente de huracanes y tormentas tropicales que se han formado en el Atlántico norte se debe directamente al incremento de la temperatura provocado por el calentamiento global, según  un estudio realizado.

Hoy en día se forma aproximadamente el doble de huracanes en el Atlántico que hace un siglo; este aumento ha generado un intenso debate sobre si la causa es una alteración natural o el calentamiento global originado por el hombre.

Científicos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica, en Boulder, Colorado (Estados Unidos), realizaron un estudio, cuyos resultados especificaron que no pueden demostrar que el incremento de huracanes se deba a una alteración natural, por lo que lo atribuyeron a la elevación de las temperaturas de la superficie marina causada por los gases de efecto invernadero.

Como podemos ver, nosotros somos afectados en todos los niveles por el calentamiento global, porque también los huracanes nos afectan debido a que nos encontramos en la ruta de ellos, pero también somos importadores netos de energéticos, y debido a que, se espera que los precios del petróleo en este 2017 se posicionen entre 55 y 60 dólares el barril, según pronostico de la OPEP. Este incremento en los precios del petróleo, trae como consecuencia una ampliación del déficit histórico que, tenemos en la balanza comercial dentro de la balanza de pago.

El desarrollo tecnológico ha permitido una mayor expansión de las energías renovables, hoy se han colocado en segundo lugar en el mundo,  solo por debajo del carbón mineral, según datos estadísticos de la Agencia Internacional de Energía, nos dicen que, las renovables han tenidos un incremento sostenidos en los últimos años.

Ahora bien,  habría que preguntarse,  porque si debemos producir energías con fuentes  menos contaminante y no dependiente de combustible importado, en nuestros país nos hemos avocado a la construcción de grandes proyectos que, producirán electricidad, usando como combustible carbón mineral, el más contaminante de todos los combustibles, como lo es el de Punta Catalina.

Particularmente yo entiendo que, esto se produce por dos razones valedera que son: una por desconocimientos de las personas que ponen a dirigir las instituciones del estado que tienen que ver con el área eléctrica, y la otra, es que a estas personas lo que le interesa, es desarrollar grandes proyectos, de altos costos  que no resuelven nada, pero que si les dejan grandes beneficios a ellos, hoy el proyecto de Punta Catalina está en la mirilla debido a la sobrevaluación que presenta.

Si la intención hubiese sido resolver el problema, lo primero que se debió hacer fue corregir las perdidas técnicas y no técnicas que, cuando se inició ese proyecto estaban por el orden de un 35%, las otras partes eran: dragar las presas para aumentar la capacidad de almacenamiento de agua, instalar energía eólica en las presas para rebombear el liquido en tiempo de sequía, instalar alrededor de 300 megas a geotérmica que existe esa capacidad en el país, desarrollar proyectos solares y eólicos en el sur y en el noroeste, y por último, levantar  estudios de los basureros de todo el país, para relocalizar, los basureros  de varias provincias pequeñas en un  lugar, y con los grandes como el de Santo Domingo y Santiago hacerles algunos arreglos, para producir biogas que, se pudo usar para la generación eléctrica, pero esto nunca fue el interés de ellos.

Anuncios