Estamos a 31 de diciembre, finalizando el año y en los albores de uno nuevo que, nos será un año cualquiera, debido a que el próximo 20 de enero, tomará posesión de la presidencia de la primera potencia mundial, Donald Trum, quien ha generado una serie de expectativas no muy buenas para nuestros pueblos, en términos de la política y la economía, por lo tanto es bueno hacer un alto en el que hacer,  y reflexionar un poco, sobre Donald Trump y la Geoestrategia Latinoaméricana, para que no nos pillen desprevenidos.

Se define a la geoestrategia, como un subcampo de la geopolítica que trata de estudiar y relacionar problemas estratégicos militares con factores geográficos. En este estudio, voy a tratar de analizar y de inspeccionar las características políticas y geográficas de nuestro espacio regional, vinculando dicho análisis con otras regiones, y de esa manera, tener una visión holística de la realidad política y económica, para su mejor comprensión.

Él termino Latinoamérica tiene un sentido supranacional, y está compuesta por naciones de lengua que proviene del latín, como los son: el español, portugués y el francés, con una población de alrededor de 625 millones de habitantes, según informe de la CEPAL, hace esta región muy apetecibles para los negocios.

Es un lugar estratégico para los Estados Unidos, no solamente por estar en su área de influencia, sino por la cantidad de recursos mineros y acuíferos que posees. Es importante señalar que, muchas de estas naciones tienen tratados de libre comercio con USA, y en el campo energético, una gran parte del consumo de ese país provienen de esta región.

Los Estados Unidos, como nación, usan aproximadamente el 84% de su energía de combustibles fósiles, constituyendo  menos del 5% de la población mundial, pero consumen el 26% de todas la energía del planeta; y con relación al petróleo, su consumo es de cerca del 25% del total mundial, mientras que producen solamente un 6% de este combustible, y tiene un 3% de las reservas mundiales de petróleo conocidas. Esto indica la importancia que tiene esta región para USA.

Después de la crisis del petróleo de 1973, los Estados Unidos, es importador de combustibles, principalmente petróleo crudo, que reciben de México, Venezuela, así como de otros países del área. Las importaciones de petróleos de USA de Latinoamérica fueron el 65% de todas sus importaciones de este carburante. Ver http://www.unitedexplanations.org/2015/09/14/de-donde-procede-el-petroleo-que-consume-estados-unidos/

A partir del 2005, los Estados Unidos, inició un proceso por medio de la fractura hidráulica, de obtención de combustible fósil, a pesar de los daños ambientales que esto produce, para así, depender menos de las importaciones, alcanzando su boom energético con el uso de este método, en el 2014, cuando pasaron a ser el mayor productor a nivel mundial.

No solo, por los energéticos está vinculados los Estados Unidos con Latinoamérica, sino con muchas otras áreas; como es el agua, donde se dice que las próximas guerras serán por ella, pero además, estos vínculos vienen, desde la política del gran garrote o big stick, llevada a cabo por Rusvel, a principios del siglo pasado, donde se impusieron los enclaves bananeros y azucareros que, se extendieron por casi toda Latinoamérica, por medio intervenciones militares y golpe de estado, todos promovidos por USA.

Pero a pesar de los vínculos políticos y económicos, y de ser un área estratégica para los Estados Unidos, todo indica que las relaciones de Latinoamérica con Trump no serán armoniosas, debido a sus planteamientos de deportaciones de unos 6 millones de inmigrantes, donde una gran parte son latinoamericanos, así como, la anulación de los tratados de libre comercios, y la subida de los aranceles aduanales, cosa estás que, pondrían a muchas naciones en una situación difícil, debido a la caída de la inversión interna que, se reflejaría en una pérdida de empleos, y una disminución de las exportaciones hacia esa nación que, incidiría en un mayor déficit en balanza comercial dentro de la balanza de pago.

Las grandes migraciones de los países de Latinoamérica, han constituido, un alivio para lo mismos, por dos razones que son: primera le quita presión de empleos a los gobiernos, y segundo contribuyen al ingresos de divisas fuertes que, viene ayudar a equilibrar la balanza de cuenta corriente dentro de la balanza de pago, y a mejorar la calidad de vida de las familias que dejan en sus países de origen.

Para Trump y quienes lo apoyaron en las elecciones recién pasada, todos los males que padecen los norteamericanos, es por culpa de las migraciones latinoamericana y musulmana. Por lo tanto desde ya se vislumbran fuertes enfrentamientos con muchas de nuestras naciones que se verán perjudicadas por estas medidas aplicada por el.

Con México, se espera  que denuncie TLCAN, y sino tendrá abrir una fase de renegociación que deba pasar por la aduana legislativa. Es verdad que los republicanos controlarán la Cámara de Representantes y el Senado y eso podría facilitar una renegociación; habrá que esperar a ver que sucederá. Para algunos analistas, lo que acabará sucediendo es que México le dará a EU algunas concesiones.

Con Cuba, la situación será difícil y compleja, por un lado Trump plantea volver a la situación anterior, de presión al gobierno cubano, manteniendo el embargo y las leyes de ajuste cubano, cosa estás que no surtieron ningún efecto en cuanto a variar la política cubana, pero que en términos económicos ha hecho grandes estragos, y por el otro permitiendo las migraciones cubanas que lleguen a territorios norteamericano en forma ilegal, lo que se conoce como pie seco pie mojado.

Compleja, debido que recientemente Cuba acaba de perder un líder de la estatura de Fidel Castro, con alto conocimiento y dominio de la estrategia militar y política, pero además compleja porque existe una nueva generación para la cual los logros de la revolución no son tales, sino un deber, porque no vivieron esa etapa de antes de la revolución y requieren de otros logros en estos momentos.

Otras naciones del área que, presentan una situación incomoda con Trump, son: Venezuela, Bolivia y Ecuador, productoras de combustibles fósil, pero con fuertes enfrentamientos con Estados Unidos, y donde Trump va a querer incidir para tratar de derrocar esos gobiernos, primero porque les interesas sus recursos energéticos y segundo porque políticamente no están alineados en torno a los Estados Unidos.

Pero la situación no será difícil solamente con Latinoamérica, lo será también con China y con Irán, con China sus enfrentamientos vendrán, por la incidencia económica que tiene este país a nivel mundial, y por la presencia militar que tienen los Estados Unidos en el mar de la China meridional, y la importancia que Trump le ha dado a Taiwan.

Con Irán, todos sabemos que la situación con los Estados Unidos, no ha sido buenas desde el triunfo de la revolución islámica, y se habían deteriorados más aún por el uso de la energía nuclear, pero últimamente se llegó a un acuerdo donde Irán se compromete a darle un uso pacifico y ser supervisado por las Naciones Unidas, donde este acuerdo permitió que se levantaran las sanciones económicas a esa nación, otro punto de conflicto con los iraníes es la defensa de Trump hacia Israel.

En este estudio, es importante ver cual es el rol de Rusia, en todo esto, Rusia que venía teniendo fuertes enfrentamiento con la administración Obama, por el tema de Ucrania y todo lo que acontece en esa nación y las sanciones y deportaciones que acaba de hacer Obama de diplomáticos rusos, parece que con Trump no continuaran.

Entendemos que no continuaran, primero por rol desempeñado por Putin, en las elecciones internas de Estados Unidos, y segundo a Trump lo apoyaron las empresas productoras de petróleo que, necesitan ponerse de acuerdo con Rusia, para fijar precios que le permita ser más competitivos, y poder continuar con la fractura hidráulica, cosa que apoya Trump, muy a pesar del desastre ambiental que genera.

Señalo que hay que ver el rol de Rusia, debido entre otras cosas, a que esta nación cuando les fueron impuestas las sanciones por los Estados Unidos, estableció relaciones económicas, políticas y militares con China e Irán. Rusia tiene un gran desarrollo tecnológico en lo militar y en lo espacial, así como una gran cantidad petróleo y gas natural, mientras que el desarrollo Chino es en el área industrial, robótica , en las TICS, y es consumidor de gran cantidad combustible fósil, mientras que Irán su fuerte es la energía.

Putin, es un estratega, lo ha demostrado en varios campos, y entendemos que no abandonará a China, debido a lo que ella representa para el, y lo que Rusia representa para ella, por lo tanto Américalatina, va a necesitar de fortalecer sus relaciones económica y política, con estas dos naciones, para atraer inversiones que puedan desarrollar la tecnología y la producción de bienes industrializados, y de energía, así como en el área turística, lo cual le pueda permitir incrementar el empleo y la demanda efectiva.

Cuba, Venezuela y los demás países del ALBA, amen de reforzar sus relaciones económicas, con estas dos naciones, tendrán que ampliar sus relaciones militar; para que le puedan poner un pare a Trump.

Preparado por

Tito Olivo Economista

 

Anuncios