En este articulo presento dos visiones con puntos coincidentes entre Marx y Keynes, en cuanto a como es que se produce la crisis, pero con objetivos diferenciados. En Marx es importante intensificar las contradicciones e impulsar la lucha de clase, para de esa manera llegar al socialismos y construir el comunismo. Para Keynes su objetivo era desentrañar el problema para enfrentarlo y superarlo permitiendo que el modelo económico continúe sin mayores traumas.

Karl Marx, intelectual nacido en Prusia, de origen Judio, fue el primero en analizar la crisis debido a una reducción de la demanda efectiva del trabajador. Cuando explica la reproducción simple y ampliada del capital lo deja establecido, pero también cuando habla de la elevación de la composición orgánica del capital.

La reproducción simple y ampliada del capital, es la circulación del proceso productivo, en la simple no existe apropiación de plusvalía y por lo tanto no existe crecimiento, en la ampliada se da la expropiación del capitalista, de parte del trabajo del obrero generando un plus producto que, le permite a éste, obtener un margen de beneficio llamado plusvalía. Es en este proceso que se da el crecimiento económico.

Cuando Marx habla de la elevación de la composición orgánica del capital, se refiere a las inversiones que hace el capitalista en nueva tecnología, para incrementar la productividad de la empresa, y a la vez usar menos mano de obra.

Como en una economía el ente dinamizador de esta es la clase obrera, debido a que consumen todos sus ingresos, o gran parte de estos se cae la demanda efectiva por un lado, y por el otro se acumulan grades stock de inventarios en las empresas. Debido a las inversiones en nuevas tecnologías se incrementan los costos fijo de la empresa, y vienen las quiebras empresariales, produciéndose así una crisis en total.

Partiendo de ese análisis, Marx plantea que el sistema capitalista lleva dentro de sí, el germen de  su destrucción, y  por lo tanto hay que agudizar las contradicciones, para hacerla estallar, y así construir una nueva sociedad sin explotados, ni explotadores.

John Maynard Keynes nace en Cambridge, Reino Unido, fue el economista más influyente del XX, al igual que Marx, estudia la crisiseconomica debido a una reducción de la demanda efectiva del trabajador, pero a diferencia de Marx él no se plantea la destrucción del sistema capitalista, sino más bien reformarlo para que este pueda seguir hacia adelante.

Keynes entendía que las crisis se producen por una insuficiencia de la demanda global, debido a que a los rendimientos que darán una cierta inversión en el futuro, no fueron los esperados. Sea, porque los costes de producción fueron elevados, o debido a que la demanda de los consumidores no fue la ideal.

Él planteaba que en la economía existía una propensión marginal a consumir y otra propensión marginal al ahorro, esto quiere decir que, de cada peso que te ingresa una parte se ahorra y otra parte se consume.

Para las personas de menores niveles de ingresos, su propensión marginal a consumir es elevada, consumen todos sus ingresos, o casi todos, al contrario a lo de mayores niveles de ingresos, que su propensión marginal al ahorro es bastante alta, lo que explica que estos ahorran la mayor parte de sus ingresos y por lo tanto no son ente dinamizador de la economía

Para salir de la crisis, él planteaba que, había que estimular la demanda global, por medio de la intervención del estado, ya sea incrementando el consumo por medio del gasto o la inversión pública, o bajando la tasa de interés para incentivar la inversión privada y con ello el empelo privado, o bajando los impuestos para que las familias y las empresas aumenten sus consumos.

Para Keynes la deflación se daba cuando en la economía existía él paro, por lo tanto, para él éste era estimulo adecuado para salir de ella, y cuando se calentaba, entonces venía la inflación, por lo tanto, se debía de hacer todo lo contrario a lo que se había hecho, para disminuir así la demanda global, siendo esto el antídoto ideal para enfrentar las crisis. Todo funciono a la perfección desde 1945 hasta 1973, cuando aparece la estanfalción que, es el fenómeno que Keynes nunca se imagino, debido a que, para él la inflación con la caída de la inversión no era posible que se dieran al mismo tiempo.

Tito Olivo

Economista

Anuncios