Desde la revolución industrial hasta nuestro días, el desarrollo energético ha estado muy vinculado al desarrollo económico y social de los pueblos. Para que se tenga una idea, en los últimos 150 años la población mundial se multiplicó por cinco, mientras que, gracias al uso de combustibles fósiles, el consumo de energía se multiplicó casi por 50.

Inicialmente con el descubrimiento del fuego, se usó la madera como combustible, después el carbón mineral, y a partir del 27 de agosto de 1859 cuando un jefe de tren jubilado cerca de la comunidad de Titusville Pennsylvania, con la ayuda de una torre de perforación improvisada, perfora el primer pozo de petróleo de los Estados Unidos, con un rendimiento de 20 barriles por días, se empieza a usar el petróleo.

.Desde la perforación del primer pozo en los Estados Unidos en 1859, el petróleo se ha venido imponiendo en la economía como una mancha que se esparce en todas las áreas económicas, que van desde la producción de combustibles, abono para alimentos, la industria química y del plástico hasta medicamento, controlando todo estos procesos una pocas empresas multinacionales.

El uso intensivo del petroleo, así como los otros combustibles fósiles, incide negativamente en el calentamiento global, para que se tenga una idea de lo que ocurre en el mundo, desde 1859 hasta 1969, se consumieron unos 227 Mil Millones de barriles de petróleos baratos, de eso el 50% se consumieron en los primeros cien años y el otro 50% de 1959 al 1969, y de ahí hasta el 2015 mete miedo la cantidad de barriles que se han consumidos.

En el 2015, el consumo de petróleo, ha sido mucho más impulsivo, según la Agencia Internacional de Energía, esté fue de 93.3 millones de barriles por día, y con ese consumo tan violento de petróleo que tiene la humanidad, vamos a ir incrementando cada días de forma más acelerada el calentamiento global, y con ello todas las consecuencias negativa que esto nos genera.

Cuando hablamos de calentamiento global, estamos hablando de la elevación gradual de la temperatura de la atmósfera, de los océanos, y en la tierra, debido los Gases de Efectos Invernaderos, (GEI), producidos por las actividades humana, entre la que se encuentran la des-forestación, y al uso de los combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, en mayor medida.

Ante esta situación, se hace necesario para la permanencia de la raza humana, ir a otras formas de produción de energías que, no sea con el uso de combustibles fósiles.  Por lo tanto se hace necesario invertir más recursos económicos, tecnológicos y humanos en el desarrollo de las energías renovables, en todas sus manifestaciones.

Pero también se hace necesario, tomar consciencias con el tema de las basuras, y a estás darles un uso ecológicamente aceptable, usando las 3 Rs que son: reducir, reusar y reciclar. De no actuar con inteligencia sobre el tema energético, el próximo cataclismo que viviremos en la tierra, no será producido por elemento externo a nuestro planeta, sino que será producido por notros mismos, por el uso intensivo de los combustibles fósiles.

Tito Olivo

Econmista

Anuncios