Aunque Silvio Rodríguez esta como esperando Abril, allá de su ventana,. nosotros a esta altura de mayo estamos despidiendo Abril, sin el reloj que se transforma en cangrejo, y la capa de un viejo que se topó con una tempestad de comején, pero si con mucha historia, de nuestro país y de muchos otros.

Esta despedida la hacemos después de poder recordar aquellos momentos que vivió el pueblo dominicano en abril de 1965, y que gracias al apoyo recibido por el hermano Gerardo Sepulveda, quien sin mancar nos enviabas días tras días, los hechos acaecidos en esa fecha. Reportes estos recogidos por el Archivo General de la Nación, al cumplirse 50 años de esa epopeya gloriosa. Es importante señalar que no solamente Abril ha sido glorioso, en nuestro país, en varias naciones de este hemisferio y otro hemisferio se han desarrollado episodios gloriosos que es importante señalar, pero nosotros nos vamos a circunscribir solamente a 4 hechos gloriosos de abril en nuestro continente, sabiendo que también Vietnam tuvo su abril glorioso.

El primer episodio glorioso, en nuestro continente en un abril, en la historia contemporánea es el del Bogotazo, que se produce el 9 de abril de 1948; después del asesinato del líder Liberal Jorge Eliezar Gaitán, como escribe embajador Argentino, Oscar Laborde del Frente Transversal de Argentina, para la COPPPAL, y publicado por nosotros en Tiempo Latino, el 10 de abril de este año, el Bogotazo se da en el marco del inicio de la guerra fría, entre los Estados Unidos, y la Unión Soviética; donde Estados Unidos impulsaba su avanzada contra el comunismo y planteaba en la IX Conferencia Panamericana que se estaba desarrollando en Bogotá, en esos momentos, un acuerdo entre todos los países intervinientes para formalizar una declaración y acciones, al respecto. La Muerte Gaitán desató la ira popular, y Bogotá y otras ciudades importantes de Colombia quedaron semidestruida, como señala el periódico el tiempo de la época

Bogotazo

importante indicar que en el momento de producirse el Bogotazo en Colombia, se encontraba presente en esa ciudad el para ese entonces líder estudiantil Cubano y Comandante en jefe de la Revolución Cubana DR, Fidel Castro Ruz, quien estuvo una participación destacada en los hechos ocurridos como lo demuestra la foto de mas abajo

Fidel primero de izquierda a derecha en la foto, Relata en 1976 textualmente, yo era por aquella época una mezcla de individuo quijotesco, romántico, soñador, con bastante poca cultura política, con un gran deseo de saber y una gran sed de acción. Si de una manera perfectamente consciente no comprendía todavía contra qué grandes enemigos iba a luchar, empezaba realmente a avizorarlos. Había en mí algunas mezclas de sueños martianos, bolivarianos, y de socialista utópico, este fragmento fue publicado por la revista dominical del Diario el Tiempo.

Según informaciones de Nelsonlomban’asBlog donde decías que muchos tiempos después quedo al descubierto la manos siniestra de la CIA en el atentado a Gaitan, dice Nelson en su blog, que primero la CIA al darse cuenta por un agente encubierto llamado John Mepples Spirito, que Gaitán iba a ganar las elecciones, primero trataron de sobornarlo para que abandonara la política, y este se dedicara a dictar cátedra de su profesión en las universidades más prestigiosas del mundo. Dictara clase de Derecho Penal en la universidad Sorbona de París o en la universidad de Roma, donde él voluntariamente seleccionara. Adicionalmente, le habría ofrecido un apartamento lujoso en ese país seleccionado y como si esto fuera poco, dos fincas: una en la sabana de Bogotá y la otra en los Llanos Orientales, de igual manera, amplia financiación para que sus hijos estudiaran por el resto de sus vidas en cualquier colegio o universidad de Europa. Gaitán rechazó esto, incluso, entrando en contradicción con algunos miembros de su familia.

Agotado este miserable procedimiento la CIA planeó su muerte y para ello contrató a Juan Roa Sierra, que ya había adelantado actividades ilegales para ésta, con la promesa de que una vez asesinado Gaitán, sería sacado del país lo más pronto posible, reubicado en otro con amplias garantías económicas. Sin embargo, el plan criminal era otro: También asesinarlo y evitar así dejar testigos. Esto no lo ejecutó porque las masas enardecidas se encargaron de eliminarlo.

Continuará

Tito Olivo

Economista y Secretario Adjunto de Asuntos Internacionales de la

Alianza por la Democracia APD

Anuncios