“Vengo a proponerles un Sueño… Les vengo a proponer que recordemos los sueños de Nuestros Patriotas Fundadores”

 

Discurso de Néstor Carlos Kirchner ante la Asamblea Legislativa al asumir como Presidente de la Nación en 2003

 

El 25 de mayo de 2003 Néstor vino a proponernos un sueño pero tenia claro que los destinos de la Patria estaban indisolublemente ligados a los destinos de Nuestra América así fue que ese sueño rápidamente abrazo a toda la región.

 

Al cumplirse cinco años de su asunción como Secretario General de UNASUR queremos rendirle este humilde homenaje rescatando de la historia esas palabras que dan cuenta de su pensamiento, sus convicciones, de su coherencia ideológica y política, de esa impronta que lo convirtió en un líder que será recordado en estas latitudes, desde el sur Río Bravo al territorio austral de nuestras Malvinas, como uno de los grandes ideólogos y gestores de nuestra segunda independencia.

 

“Nuestra prioridad en política exterior será la construcción de una América latina políticamente estable, próspera y unida con base en los ideales de democracia y justicia social…Venimos desde el sur de la Patria, desde la tierra de la cultura malvinera y de los hielos continentales, y sostendremos inclaudicablemente nuestro reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas…El Mercosur y la integración latinoamericana deben ser parte de un verdadero proyecto político regional. Nuestra alianza estratégica con el Mercosur, que debe profundizarse hacia otros aspectos institucionales que deben acompañar la integración económica, y ampliarse abarcando a nuevos miembros latinoamericanos, se ubicará entre los primeros puntos de nuestra agenda regional”… (Discurso de asunción 2003).

 

“Si la desigualdad gana la batalla no existe desarrollo sustentable y las caídas de gobiernos democráticos seguirán siendo moneda corriente. La Gobernabilidad democrática está vinculada con viabilidad económica e inclusión social. Un programa económico no es sostenible si no incluye a la población…Para finalizar queremos dejar planteada la necesidad de adoptar firmes políticas de defensa de los derechos humanos, de la dignidad del hombre, a la par de un ferviente combate contra la impunidad y la corrupción, como el sendero más seguro que propicie la continuidad y mejora de nuestras democracias. Integración equitativa y multilateralidad son las claves de un porvenir donde el mundo sea un lugar equilibrado y más seguro. Si trabajamos con coraje y decisión, si concretamos nuestras acciones y si nuestros discursos los transformamos en realidades, si somos capaces de construir la convivencia y la solidaridad en América y si entendemos que tenemos objetivos y caminos comunes, yo sé que todos los presidentes de esta querida América vamos a alcanzar la síntesis que nos permita definitivamente construir una alternativa donde la justicia, la equidad, la convivencia, el combate al terrorismo internacional y la inclusión social se conviertan en banderas corrientes en nuestra tierra”.. (Enero 2004- Néstor Kirchner en la Cumbre Extraordinaria de las Américas en Monterrey).

 

“La política exterior está indisolublemente ligada al país que somos, al país que queremos ser, al proyecto de país que queremos construir. En este plano, hemos reafirmado la determinación de no renunciar a nuestra autonomía en las decisiones y participar de manera activa y constructiva a favor de un nuevo orden mundial que sea capaz de garantizar una estrategia de desarrollo sustentable con inclusión social…Un nuevo orden mundial que en el plano interno y latinoamericano que nos permita incrementar la generación de empleo, aumentar los niveles de ingresos de los más pobres y darles acceso general a la educación, la salud, la vivienda y los servicios vitales. El multilateralismo es el instrumento más eficaz para luchar por la paz, la seguridad, la defensa de los derechos humanos y para poder ganar la batalla contra la pobreza y la exclusión, las enfermedades, el terrorismo internacional, el narcotráfico, los delitos transnacionales y la degradación ambiental…Entre nuestras prioridades se ubican el fortalecimiento, la ampliación y la profundización del Mercosur y, además, constituir la Comunidad Sudamericana…El regionalismo es la manera en que potenciaremos nuestras posibilidades en el ámbito internacional, sin que ello nos exima de buscar relaciones bilaterales con países o bloques de países también en forma independiente, como las logradas materias energéticas con Bolivia y Venezuela…La integración latinoamericana no será fácil ni se obtendrá instantáneamente, pero corresponde a los intereses de nuestros países lograrla”. (Asamblea Legislativa del año 2005)

           

Meses mas tarde, en Mar del Plata se enterraba el ALCA.

…“Esa uniformidad que pretendía lo que dio en llamarse el “Consenso de Washington” hoy existe evidencia empírica respecto del fracaso de esas teorías. Nuestro continente, en general, y nuestro país, en particular, es prueba trágica del fracaso de la “teoría del derrame”…Por supuesto, la crítica de ese modelo no implica ni desconocer ni negar la responsabilidad local, la responsabilidad de las dirigencias argentinas. Nos hacemos cargo como país de haber adoptado esas políticas, pero reclamamos que aquellos organismos internacionales, que al imponerlas, contribuyeron, alentaron y favorecieron el crecimiento de esa deuda, también asuman su cuota de responsabilidad… “Son los hechos los que indican que el mercado por sí solo no reduce los niveles de pobreza y son los hechos también los que prueban que un punto de crecimiento en un país, con fuerte inequidad, reduce la pobreza en menor magnitud que en otro con una distribución del ingreso más igualitaria…Para el desarrollo que buscamos, nuestra pertenencia al Mercosur, como el mercado regional de lo propio y de la naciente Comunidad Sudamericana, es primordial. Hemos asumido trascendentes desafíos que sólo estaremos en condiciones de encarar con razonables posibilidades de éxito, mediante la coordinación de posiciones y acciones…Por eso, seguimos pensando que no nos servirá cualquier integración; simplemente, firmar un convenio no será un camino fácil ni directo a la prosperidad…La integración posible será aquélla que reconozca las diversidades y permita los beneficios mutuos…los acuerdos de integración comercial deben contemplar salvaguardas y compensaciones para que los que sufren atrasos relativos, de modo que el acuerdo no potencie sus debilidades. Ese es un modo no sólo aceptable, sino fundamentalmente viable…La integración será posible en la medida que se atiendan las asimetrías existentes y si las negociaciones satisfacen los intereses fundamentales de cada país, especialmente, en materia de acceso a los mercados sin restricciones. Debemos lograr que la globalización opere para todos y no para unos pocos. Por eso sostenemos que la integración económica regional y en la multilateralidad política se encuentran las llaves de un porvenir donde el mundo sea un lugar más seguro…Esperamos que estas jornadas de trabajo nos sirvan para representar mejor a nuestros pueblos, que los presidentes tengamos todo el coraje que la hora y el tiempo indican, que tengamos la fuerza y la fortaleza de plantear nuestra verdad relativa, que tengamos también la capacidad de escuchar al otro y de buscar en la verdad relativa de uno y del otro esa verdad que nos pueda sintetizar en la construcción de los nuevos tiempos que deseamos. Pero hay que hablar claro, tenemos que decir lo que pensamos…Nuestros pobres, nuestros excluidos, nuestros países, nuestras democracias, ya no soportan más que sigamos hablando en voz baja; es fundamental hablar con mucho respeto y en voz alta, para construir un sistema que nos vuelva a contener a todos en un marco de igualdad y nos vuelva a devolver la esperanza y la posibilidad de construir obviamente un mundo distinto y una región que esté a la altura de las circunstancias que sé que los presidentes desean y quieren”. (Palabras del Presidente Néstor Kirchner en la IV Cumbre de las Américas en el Auditorio del Hotel Provincial, Mar del Plata, 4 de noviembre de 2005).

Como señalara nuestro compañero y pre candidato a Presidente Jorge Taiana, en una nota brindada recientemente al Diario Pagina /12 …“Queda claro, mirándolo con diez años de perspectiva, que de no haber desafiado al ALCA no hubiera habido Unasur. Tampoco las reuniones de Cochabamba, Isla Margarita y finalmente Río hubieran sucedido sin el NO al ALCA. Tampoco hubiera existido la Celac, que es una construcción posterior, que comienza en la reunión del fin del 2008, sigue en la reunión de Cancún del 2010 y se hace realidad en Caracas en 2011. Por lo tanto, no sólo fue una decisión correcta a favor de la integración y el desarrollo entre iguales, sino que concibió un mundo en el que el unilateralismo deja paso al multipolarismo”.

 “Bregamos por una América latina políticamente estable, próspera y unida, basada en ideales de democracia y justicia social. La relación con los países latinoamericanos es uno de los pilares de nuestra política exterior, por los vitales lazos históricos, culturales, políticos y económicos que nos unen a ellos”. (Inicio de Sesiones Ordinarias de 2006)

 

“Nuestros libertadores, San Martín y Bolívar, tenían un objetivo común, el cual era asegurar el éxito de la emancipación de nuestra Patria grande. “Divididos seremos esclavos; unidos, estoy seguro, que los batiremos”, sostenía San Martín. “Una deber ser la Patria de todos los americanos”, dijo Simón Bolívar. Allí nacieron nuestras coincidencias…Pero además de las coincidencias históricas y culturales que siempre han acercado a Venezuela y a Argentina, compartimos hoy, en el concierto latinoamericano, la convicción de que nuestra región no puede seguir caracterizándose como un conjunto de países potencialmente ricos con pueblos pobres…nuestra meta es erradicar la pobreza, lograr un crecimiento económico sostenido y promover un desarrollo sustentable al tiempo que debemos avanzar hacia sistemas económicos nacionales y mundiales basados en los principios de justicia, equidad, democracia, respecto por los derechos humanos, participación, responsabilidad, transparencia e inclusión social…Esta vocación integracionista de nuestros países, se ve plasmada con fuerza en la incorporación en el día de ayer, como miembro pleno del MERCOSUR, de la República Bolivariana de Venezuela. Sueño compartido con los presidentes del MERCOSUR, con el presidente Lula y con el presidente Chávez, de lograr esta incorporación que ayer se logró y que nosotros consideramos que es un verdadero punto de inflexión y que genera una consolidación de la región que nos permite visualizar que cada vez es más cierto que la Patria grande y la integración latinoamericana es absolutamente posible…Soplan fuertes vientos de cambio en América latina. Y en este verdadero final de época, nos encuentra a venezolanos y argentinos fuertemente unidos una vez más…Nuestros gobiernos no hacen ejercicio ni de la demagogia ni del populismo, queremos ser gobiernos que sí representemos los intereses nacionales y populares que reivindiquen definitivamente la dignidad de nuestros pueblos…También que entiendan, definitivamente, que defender los intereses nacionales, que ejercer la lucha definitiva contra la exclusión social, contra la pobreza que azota a nuestros pueblos, contra la indigencia y el desempleo, que la defensa de la riqueza nacional bajo ningún aspecto puede ser calificada o definida con un tinte de populismo, sino fundamentalmente, queridos hermanos del mundo, cuando analizan estos procesos, vean en ellos el renacer de la honestidad, de la lucha contra la corrupción, de la defensa de los intereses nacionales, de la defensa de los pobres, la defensa de los empresarios nacionales, la defensa del trabajo, la defensa de la dignidad, la defensa de la identidad, la defensa del concepto de nuestra región que definitivamente tiente que tomar el lugar y el rol que le corresponde…Para terminar, en el Día de la Independencia de la República Bolivariana de Venezuela, le quiero decir a los pueblos de mundo que acá, en Venezuela, he podido compartir, no solo esta vez sino en todas las que he venido, una democracia plena, que lucha por la justicia, abierta, que lucha por la igualdad, que se integra al resto de los pueblos de Latinoamérica para consolidar la solidaridad y la búsqueda de los destinos que nuestros pueblos merecen y también quiero decir que este 5 de julio de 2006 sé que es trascendente para ustedes, hermanas y hermanos venezolanos, sigan firmes, consoliden sus convicciones, consoliden a Venezuela, hay pueblo, que yo lo pude ver hoy, que sueña y está esperanzado como los pueblos de América, como el pueblo de Bolivia, como el pueblo de Uruguay, como el pueblo de Chile, como el pueblo de Paraguay, como el pueblo de Brasil y el resto de los pueblos americanos, que de una vez por todas quieren que nosotros estemos por lo menos mirando con la fuerza que corresponde el legado de nuestros próceres”. (Palabras del Presidente de la Nación Néstor Kirchner en la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, 6 de julio de 2006).

 

“El mundo enfrenta problemas. La única esperanza de que pueda resolverlos está en el respeto a la multilateralidad, la adhesión a las diversas normas locales, el respeto de todos los países a las normas y convenciones internacionales y, sobre todo, el pleno respeto a los derechos humanos…Para cada país en particular, como para el mundo, la paz será posible en la medida que se promueva la igualdad y se luche para erradicar la pobreza, la indigencia y la exclusión…Constituimos hoy la prueba empírica de que hay vida después del Fondo…La reivindicación del derecho de los países a elegir un camino propio, valiéndose de la experiencia internacional, pero priorizando las circunstancias y los intereses nacionales por encima de cualquier interés, resultamos el caso que prueba la necesidad de la reforma de la arquitectura financiera internacional, en particular del Fondo Monetario Internacional, exponente de un viejo orden mundial sin vigencia, resultamos el caso que permite la constatación de la necesidad de cambio de los organismos financieros multilaterales para que permitan colaborar con el desarrollo de las naciones de menores recursos, combatir la pobreza y generar verdaderas opciones de progreso…El multilateralismo es el instrumento más eficaz para poder ganar la batalla contra el hambre, la pobreza, la exclusión y la degradación ambiental”. (Néstor Kirchner ante la 62º Asamblea General de Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2007).

 

El 4 de mayo de 2010, después de haber transitado un camino de lucha en pos de la integración regional junto a Chavez, Lula, Evo, Lugo, Correa y posteriormente Mujica, con el respaldo de los doce países que integraban por ese entonces la incipiente Unión de Naciones Suramericanas, fue designado como el primer Secretario General de UNASUR.

 

Durante el corto período de tiempo en que Néstor Kirchner estuvo a cargo de la Secretaria General desarrolló una importantísima labor para lograr la ratificación del Tratado Constitutivo de UNASUR. Tuvo un rol trascendental en el conflicto entre Colombia y Venezuela en julio de 2010, mediación que evito el enfrentamiento entre dos pueblos hermanos y culmino con la celebración del Acuerdo de Santa Marta.  En ese entonces Nestor, en una entrevista, sostendría… “por primera vez en la historia resolvemos un conflicto entre dos hermanos, pueblos latinoamericanos, como Colombia y Venezuela, que inclusive tienen sistemas políticos e ideológicos diferentes, dentro de la misma región, en paz, en convivencia, en diversidad, en pluralidad pero construyendo en armonía”

 

Asimismo, frente al intento de golpe de Estado en Ecuador, contra el presidente Rafael Correa, ocurrido el 30 de septiembre de 2010, convoco a una reunión urgente de los mandatarios de la región de la cual surgió la “Declaración de Buenos Aires” que dio origen al establecimiento de la Cláusula Democrática establecida en el Protocolo sobre Compromiso con la Democracia aprobado en la Cumbre de Guyana que establece medidas concretas ante un caso de ruptura o amenaza de ruptura del orden democrático e implica la convocatoria a un Plenario Extraordinario de jefes de Estado para decidir la naturaleza y el alcance de las medidas a ser aplicadas. El propio Presidente Correa reconoció que el organismo había dado muestra fehaciente de su legitimidad por la celeridad de su convocatoria para reunirse en Buenos Aires, como por las respuestas categóricas a cualquier intento desestabilizador de la democracia en la región.

 

El reconocimiento de sus pares a su actuación y desempeño como Secretario General de UNASUR determino que en su homenaje la Sede de la Secretaria General, creada en la Ciudad de Quito Ecuador, hoy lleve su nombre.

 

En la Declaración de la Reunión Extraordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado aprobada el 5 de Diciembre de 2014 se establece que:

 

“La inauguración representa un hito histórico para el fortalecimiento del proceso de integración suramericana, que impulsará la construcción de una identidad propia de la región y favorecerá la operatividad del organismo. Asimismo, representa un homenaje a la memoria del primer Secretario General de UNASUR, ex Presidente de la República Argentina Néstor Carlos Kirchner, gran constructor y reparador de los sueños del pueblo suramericano y a su fundamental contribución a la concreción de nuestra Unión”

 

Allí, en la mitad del mundo, se erige su figura en reconocimiento a su lucha y a su compromiso con ese sueño compartido de construir la Patria Grande que soñaron nuestros libertadores.

Anuncios