Rafael CorreaQuito, 6 jun (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, destacó hoy que la futura exportación de servicios eléctricos a Chile forma parte del necesario cambio de matriz productiva en el país, un proyecto coordinado con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Podremos exportar energía renovable y limpia mediante un sistema interconectado planificado por la Unasur, que permitirá llevar el servicio al norte de Chile, un área deficitaria”, declaró en entrevista televisada.

El mandatario resaltó que se trata de energía limpia obtenida mediante el agua, y que esa industria traerá, y ya lo está haciendo, muchos beneficios a las regiones amazónicas donde se ubica la hidroeléctrica (provincias Napo y Sucumbíos).

Eso significa más trabajos para la gente, encadenamientos productivos, e inversiones que ya se están produciendo y favoreciendo los cambios, señaló el jefe de Estado.

Al referirse al proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclar, recordó que se trata del más grande del país, y permitirá alcanzar la soberanía energética así como la exportación.

El Presidente enfatizó en que una vez lograda la soberanía, se modificará el esquema del consumo energético nacional en los hogares, ahora basado principalmente en el gas.

“El gas es el peor de los combustibles, es costosísimo, importando, no renovable, contaminante, y además, muy peligroso, recordemos los accidentes fatales que han ocurrido por su causa”, señaló.

Correa anunció que para transformar ese modo de consumo, se realizará un proceso de sustitución las cocinas de gas por otras de inducción eléctrica que trabajan con una alta eficiencia, lo cual beneficiará a toda la sociedad.

Tomada de Prensa Latina 

Anuncios