La Policía italiana ha ordenado el cierre de la planta termoeléctrica de Vado Ligure, en Savona (Liguria, noroeste del país), debido a preocupaciones ambientales, informa The Huffington Post.
 

Según se reporta, un juez italiano dio instrucciones a la Policía de tomar el control de la planta después de fallar a favor de la fiscalía.
 
Francantonio Granero, el fiscal general de la provincia Savona, argumentó que las emisiones de la planta fueron responsables de 442 muertes prematuras entre 2000 y 2007, así como de 2000 casos de enfermedades cardíacas y pulmonares.
Anuncios