Cuba y Rusia: en busca del oro negro

 

© Fotо: SXC.hu

La isla de Cuba debería estar rodeada de petróleo. Por su ubicación en el Golfo de México, le “tocaría” estar entre los países que cuentan con ese preciado recurso natural. Según algunos especialistas, se estima que en las áreas ubicadas frente a las costas de Pinar del Río hay más de seis mil millones de barriles de petróleo, que podrían llegar incluso a veinte mil millones.

Lo cierto es que, aunque de momento las perforaciones realizadas en la zona no han arrojado resultados tangibles, son muchas las compañías y países interesados en encontrar por fin el “tesoro escondido”. 

Rusia no se queda atrás, y desde hace un tiempo se ha sumado a esta búsqueda. Ese fue el principal tema de conversación en el reciente encuentro entre el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros cubano Raúl Castro Ruz y el presidente de la Petrolera Rosneft, Ígor Ivánovich Sechin quien encabezó una delegación de la Federación de Rusia que realizó una visita de trabajo a Cuba. 

De la reunión, calificada de cordial, trascendió que dialogaron sobre el deseo común de continuar profundizando las relaciones en sectores como los hidrocarburos, la salud, el turismo, la energía y la formación de técnicos y especialistas en la rama petrolera, áreas en las que existen amplias posibilidades de colaboración. 

“Raúl y Sechin intercambiaron además acerca de la actualización del modelo económico cubano, el proceso de integración regional y las posibilidades que ofrece la Zona Especial de Desarrollo de Mariel para futuras inversiones”, decía la escueta nota oficial, publicada dos días después del encuentro. 

Por la parte rusa estuvieron presentes Mijaíl L. Kamínin, embajador de la Federación de Rusia en Cuba, y Borís Kovalchuk, presidente de la Junta Directiva de la empresa INTER RAO. En cuanto a los cubanos, participaron Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros; Alfredo López, ministro de Energía y Minas; y Antonio Carricarte, ministro interino de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera. 

No se ofrecieron detalles de las demás actividades de la delegación, a las que no fueron convocados los medios de comunicación. Según fuentes no oficiales, la delegación rusa, que se hospedó en el exclusivo Hotel Saratoga, estuvo integrada además por empresarios y directivos de distintas compañías. 

Presumiblemente, los rusos visitaron la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), que ha sido declarada de interés principal en el plan de acción de la décima sesión del Comité Empresarial bilateral, en la recién finalizada Feria Internacional de La Habana. Ambas partes manifestaron allí su interés en identificar y concretar proyectos de inversión en la ZEDM por las oportunidades e incentivos que esta brinda para el comercio internacional. 

El plan insistía también en continuar el desarrollo de negocios ventajosos en esferas priorizadas, como la industria, la cultura, la salud, la agricultura, el transporte y el intercambio científico-técnico. Además, propicia la promoción recíproca de los bienes y servicios en ambos mercados, y los contactos directos entre empresarios de Moscú y La Habana, tal como acaba de ocurrir. 

Tras esta visita, deben continuar avanzando los trabajos de perforación y explotación en los yacimientos cubanos por parte de la compañía Zarubezhneft, que realiza desde 2011 este proyecto, con un costo inicial que ascendía a 200 millones de dólares. 

nv/kg 

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.

Tomada de la voz de rucia
Anuncios