Honduras país hermano, ubicado  en el extremo norte del continente Americano, con una población de 8 millones de habitantes, y unos  112, 492Km2 aproximadamente con todas sus islas. Según informaciones del último Censo Nacional Electoral, existen 5 Millones  355 mil 112 hondureños  aptos para votar, de estos 38 mil 68 están inhabilitados, debido a que están de alta en las fuerzas armadas, y la policía nacional o porque purgan condenas judiciales

El nuevo censo electoral incluye como nuevos electores a 896 mil 341 nuevos votantes, lo que en términos porcentuales representa un crecimiento de un 49% en relación al padrón anterior que se usó en el cuatrienio de 2009.

Honduras que históricamente ha venido presentando honduras, en lo social, económico y político; después del golpe de estado del 2009  estas  han tendido a profundizarse.  En las elecciones que se efectuaran este 24 de noviembre, se pretende  dar pasos concretos  por medio al Partido Libre con Xiomara Castro de Zelaya,   para ir superando muchas de esas honduras.

Según informe del Banco mundial al 2012, mas de dos tercios de la población está viviendo en la pobreza, y un 46% en la pobreza extrema, esta situación es más crítica en la zona rural donde la pobreza extrema llega a un 58%, el crecimiento del producto bruto interno esta normado grandemente por las remesas de los hondureños y hondureñas que residen en el exterior.

Las tasas de homicidio en Honduras del 2005 al 2011 se incrementaron de 37 a 91.6 homicidios por cada 100,000 habitantes. La mayoría de la violencia está concentrada en áreas urbanas (65% de los homicidios ocurren en 5% de las municipalidades) y la mayoría de víctimas de homicidios son hombres (94%), particularmente los comprendidos entre los 15 y 34 años de edad (63%).

Según el banco mundial, el costo anual de la violencia en esa hermana nación representa el 10% del PIB (alrededor de unos 900 millones de dólares). El crimen ha erosionado grandemente la confianza que tienen los ciudadanos y ciudadanas en la justicia, debido a la gran cantidad de persona que piensan tomar justicia por su propia cuenta.

Según informe del PNUD en el 2013,  Honduras con un índice de desarrollo humano de 0.632 ocupa la posición 120 en la clasificación mundial y el puesto 30 de 33 países de América Latina, haciendo a esta nación altamente desigual, reflejándose esto en el alto nivel de violencia en que vive este hermano país.

Eran estas honduras que Mel Zelaya quería superar, para tener una mejor Honduras, y por la cual estaba trabajando, cuando sectores oscuros el 28 de junio del 2009 dieron un golpe de estado, siendo este el primero en el siglo XXI. Los conspiradores estaban  enquistado en su propio partido en ese momento el Liberal, en las fuerzas armadas, eclesiásticos, empresarial, del partido nacional, del tribunal superior electoral y de la corte suprema de esa hermana nación.  

Estos sectores que se unieron en la sombra para asaltar el poder de ese país hermano en el 2009, hoy pretenden  tratar de reeditar su aventura, y desde ya podemos ver a religiosos criticando el programa de gobierno de Xiomara, debido al reconocimiento que a los Gay, Transexuales y Lesbianas este programa les brindas .

Pero les digo a esos religiosos trasnochados, que esa situación no se supera ignorando a estas personas, muy por el contrario lo profundiza mas, y este odio hacia ellos lo que conlleva es a suicidio y asesinatos, que en nada contribuye al fortalecimiento de una nación. A estas personas les sugiero que miren al interior de sus instituciones religiosas, y verán algunos de sus altos dignatarios, cometiendo violaciones sexuales; como es el caso  del nuncio apostólico de mi país República Dominicana que fue descubierto pagando para tener sexo con niños de la calle.

El compañero Katu Arkonada hace un diagnostico en Rebelión  de lo que está pasando, en Honduras, el dice textualmente Si nos dejamos llevar por la propaganda electoral que inunda Honduras, pareciera que la candidatura de Xiomara Castro y el Partido Libre no existen, pues la estética del oficialista Partido Nacional y su candidato Juan Orlando Hernández (JOH) domina las calles. Sin embargo tenemos otra serie de indicadores, algunos más objetivos como las encuestas de intención de voto que le otorgan entre 7 y 10 puntos de diferencia sobre JOH; y otros más subjetivos, como la cantidad de trabajadores de diferentes establecimientos en Tegucigalpa y otras ciudades hondureñas que al vernos con algún símbolo de Libre nos interpelan para manifestarnos su apoyo a Xiomara, que parecen marcar una tendencia a favor de la victoria de Libre.   

Esto es lo que realmente está pasando en esa hermana nación, y a medida que se acerca la hora esta diferencia tendera a profundizarse, y eso pones nerviosos a los conservadores aquellos que asaltaron el poder en la madrugada del 28 de junio, que no se pueden subestimar.

Sobre los diferentes escenarios  el compañero Katu Arkonada Plantea:

Una posibilidad sería una victoria más o menos ajustada de Xiomara Castro sobre Juan Orlando Hernández. En ese caso es probable un escenario de desconocimiento por parte del partido oficialista por un lado, y de violencia promovida a partir de este desconocimiento por otro lado. Después de haber inundado las calles y los medios con mensajes de que la victoria está cerca, las bases de los partidos tradicionales no van a aceptar tan fácilmente una victoria de Libre, sobre todo si sus referentes políticos y candidatos presidenciales no lo hacen.

El otro posible escenario sería una victoria más holgada de Xiomara en cuyo caso el desconocimiento se torna más difícil, sobre todo una vez que el Tribunal Supremo Electoral anuncie resultados provisionales. Si la oposición ve que no va a poder desconocer los resultados, apostaran a una estrategia combinada de golpe en las urnas, donde trataran de imponer, utilizando cualquier tipo de método, a la mayoría de sus candidatos a diputados y diputadas, con el fin de lograr una mayoría en el Congreso en un país donde la cámara legislativa tiene mucho poder, a veces incluso más que el poder ejecutivo; golpe en las urnas al que se sumaría la situación de quiebra técnica que atraviesa un país altamente endeudado con el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional. La suma de la deuda externa (4 mil millones de dólares) e interna (3 mil millones prestados por bancos nacionales sobre todo en los meses posteriores al golpe de Estado) alcanza prácticamente el 40% del Producto Interior Bruto de Honduras (18 mil millones de dólares). 

Esta estrategia buscaría un escenario de desgaste a medio plazo con el objetivo de provocar una situación de ingobernabilidad en la que la oposición podría buscar en algún momento del 2014 un veto del Congreso a la nueva Presidenta.

 En cualquier caso, en ambos escenarios es clave la actitud y posicionamiento que tomen varios actores de mucho peso en el panorama político nacional. Por un lado el propio Tribunal Supremo Electoral, institución encargada de velar por el correcto funcionamiento de todo el proceso electoral, pero cuyo Presidente David Matamoros es miembro reconocido del Partido Nacional. Junto al TSE otra institución clave es la de las Fuerzas Armadas, que durante este periodo electoral dependen del Tribunal para todo lo relacionado con el proceso electoral además de encontrarse cumpliendo funciones más allá de las que les otorga la Constitución, concretamente la de Policía Militar en un país completamente militarizado en el que hemos podido encontrar controles de las FFAA cada pocos kilómetros en varias carreteras por todo el país. Asimismo es importante también la respuesta que den las elites económicas del país, aunque este flanco Libre lo tiene relativamente cubierto pues una de las tres Designadas Presidenciales (cargo equivalente al de Vicepresidente) de la candidatura de Xiomara Castro es Juliette Handall, una reconocida empresaria del sector farmacéutico.

Por último y no menos importante, de hecho quizás determinante, la Embajada (de Estados Unidos se sobreentiende) juega un papel fundamental. En un país con un nivel de injerencia tan alto que recuerda a la Bolivia anterior al proceso de cambio donde la Embajada ponía y quitaba ministros/as, y donde la Embajadora convoca a reuniones al Tribunal Supremo Electoral y los representantes de los partidos para organizar el proceso, el visto bueno y la legitimación del imperialismo al ganador o ganadora de las elecciones es crucial.

Y mientras la guerra sucia contra Libre continúa en los medios de comunicación y redes sociales, su representante ante el Tribunal Supremo Electoral Rixi Moncada ha sufrido varios intentos de intimidación por parte de personas armadas. Asimismo otros representantes de Libre continúan sufriendo agresiones físicas en las que esta violencia política es camuflada como parte de la inseguridad que vive Honduras, país que tiene una tasa de homicidios de 86 por cada 100 mil habitantes, sumando más de 25 mil muertos de manera violenta desde el golpe de Estado.

 Ante esta situación queremos decirle a estos sectores conspiradores, Que Xiomara no está sola, cuenta con el apoyo mayoritario de su pueblo y de los pueblos del mundo, que estarán con los ojos bien abierto para ver qué sucede en Honduras, y que no  se permitirá bajo ninguna circunstancia; que el triunfo del pueblo Hondureño le sea escamoteado, pues con Xiomara Castro y su programa de gobierno se irán superando esas honduras que necesita el pueblo Hondureño superar para ser un pueblo más justo y mas inclusivo.     

Anuncios