En la década de los 70s fueron muy famosos en nuestro país los cartones animados de Don Gato y Pandilla, esta serie animada para televisión  de 30 episodios, fue producida  por Hanna – Barbera  en 1961 en los Estados Unidos. La trama se desarrolla en un callejón de Manhattan donde un gato muy astuto Don Gato, dirige una banda de gatos que trata de hacer todo tipo de tropelía utilizando variadas artimañas para engañar al sargento Matute.   .     

Traigo a colación el tema de Don Gato y su Pandilla, de debido a que entiendo que la percepción del público en política, y muchas cosas más es muy importante; pues a partir de esta se van a generar opiniones, ya sean  estas positivas o negativas. En estos días, en una caricatura del Diario Libre, de Diógenes y Boca de Chivo, el primero le decía a Boca de Chivo que el León estaba en la calle, y este le contestaba, será Don Gato y su Pandilla.

En este país cuando se habla del León, todo el mundo sabe que se refiere al Dr. Leonel Fernández, y cuando en esa caricatura lo asocian a Don Gato y su Pandilla, es debido a la imagen que los Peledeistas desde los diferentes gobiernos que ha encabezado el Dr. Fernández  han ayudado a forjar en el imaginario de la población, que entiende que los gobiernos que este ha encabezados han estados signado por la corrupción administrativa.

Esta caricatura también nos enseña,  que la percepción de la gente fácilmente cambia de positiva a negativa, ahora bien; después que está en negativa llevarla a positiva cuesta mucho trabajo. Digo esto, debido a que cuando el Profeso Bosch, esa montaña de moralidad; construyo ese partido en la década de los 70s; en el imaginario de la gente estaba la de un partido serio y trabajador.

Pero al pasar por el gobierno, a los y las  Peledeistas le ha sucedido con el pueblo como la canción aquella, que dice todo se derrumbo dentro de mí, y yo diría dentro del imaginario popular. Ellos han ayudado grandemente a forja ese pensamiento.; señalo esto porque no hay que ser un experto en cuestiones administrativas, para uno darse cuenta de que muchas cosas en términos morales no funcionan en el estado como debe de ser.

Solamente con verificar el cambio de vida que en muchos de ellos se ha operado después de estar en la administración pública, puede uno darse cuenta de lo que está sucediendo en el Estado Dominicano, pues uno ve a muchachos  que en la décadas de los setentas, y ochentas vivían en la pobreza extrema, y hoy gastan millones de pesos para celebrar los 15 años de una hija, con esto se puede confirmar que las cosas no han sido tan santa en los gobiernos Peledeistas.

 El Dr. Fernández que en la campaña del 1996 decía que la corrupción se llevaba cada año 30 Mil Millones de pesos, y que en un gobierno de él, aquel que fuera señalado por el rumor público como corrupto, debía de presentar la inversión del  fardo de la prueba, para así demostrar  que no lo era.

 Me pregunto, ¿podrán muchos de los que fueron funcionarios del Dr Fernadez presentar la inversión del fardo de la prueba para a demostrar que no son corruptos?, personalmente creo que no, para eso solamente hay que ver cuánto gana  un ministro cualquiera, sea este de turismo o de salud, y lo que le costaría acumular con ese sueldo para gastar varios millones de pesos en unos quinces años.

Entiendo, que si los Peledeistas quieren cambiar la percepción negativa que tiene la población de ellos, en vez de estar haciendo sometimiento a diestra y siniestra, lo que deben de hacer aquellos que el rumor publico lo señala como corrupto; es presenta la inversión del fardo de la prueba, y decir cuál es la fórmula de amasar tanta riqueza sin cometer corrupción estatal.    

 El demostrar la inocencia no es una cuestión tan complicada, yo les pido que solamente  muestren tres certificaciones que de mostrarían que ellos no son corruptos y esta son:

1) Certificación que demuestre que tenía alguna empresa, así como su registro constitutivo, y   de las propiedades que poseían. Todo esto  antes de llegar al gobierno  

2)  Certificación bancaria, que muestre el flujo de operatividad de la empresa, y de su persona  de los últimos 5 años antes de estar en el gobierno

3) Certificación de impuesto interno, que diga qué cantidad de impuestos les pagaban al estado por los beneficios obtenidos en sus operaciones empresariales antes de estar en el gobierno.

Solamente haciendo  una cosa tan sencilla como esta, se quitan ese estigma de corruptos,  y  no tienen que salir  a someter a nadie por difamación o injuria, y ahí, si no son culpables su honra saldrá fortalecida, y cumplirían así con una promesa de campaña hecha por el Dr Fernández en 1996, sobre la inversión del fardo de la prueba, promesa esta que nos entusiasmos a muchos y muchas hacer proselitismo político y votar por él.

Anuncios