Con estas palabras que tenemos como titulo de este articulo, dio inicio su discurso Mauricio Funes, el día 1 de este mes de junio, en la Feria Internacional, a la hora de juramentarse como el primer presidente de izquierda de esa hermana nación, para agregar seguido que hay que reconstruir este país sin odio y sin resentimiento, planteando que se requiere la reconstrucción social, la reconstrucción económica y la reconstrucción social de nuestra patria.

El momento cumbre del discurso de Funes fue con dijo  “El Gobierno que presido, dado su carácter progresista y pluralista, normalizará las relaciones diplomáticas comerciales y culturales con todos los países de América Latina, esto significa que de inmediato se restablecerán los vínculos diplomáticos, comerciales y culturales con la hermana nación de Cuba”.

Esto hizo vibrar de emoción a todos los asistentes a este acto, que a todo pulmón gritaban Cuba, Cuba, Cuba, este grito ensordecedor estuvo presente por espacio de unos 10 minutos en los salones de esta Feria Internacional, siendo esto el preludio de lo que pasaría después en Hondura donde los países miembros de la OEA, le asestaron un duro golpe al Imperio al levantar las sanciones que en Punta del Este Uruguay  el 31 de enero de 1962 injustamente y por presiones del imperialismo Yanqui se le impuso a nuestro hermanos Cubanos.

La Juramentación de Mauricio Funes como presidente, se dan a 17 años de la firma del acuerdo de Chapultepec, que pusieron fin a cruentos años de guerras, donde el pueblo Salvadoreño busco por medio de las armas la liberación de la dictadura y la opresión, que un grupo reducidos de familias, y apoyados por el imperialismo yanqui tenían sometidos a este glorioso pueblo.

El cambio comienza ahora, y desde ya unido como una sola fuerza, Funes y el FMLN, tienen que empezar las transformaciones que este glorioso pueblo necesita, Funes tienes en el FMLN el instrumento político con el apoyo nacional e internacional que hizo posible su asenso a la presidencia, y el FMLN tiene en Funes el hombre que hizo posible que esta fuerza política pudiera tomar el poder político para llevar a cabo las transformaciones que ese pueblo necesita.     

Adelante compañeros el triunfo es de todas y todos los Salvadoreños y porque no de todos los hombres y mujeres del mundo que se han identificados con los mejores intereses de los pueblos, el triunfo es nuestros y hoy hay que ayudar al FMLN y a Funes a que hagan un buen gobierno, el triunfo de las fuerzas progresistas en El Salvador abren la puertas para la construcción de nuevas propuestas de izquierda en nuestra América Latina, debemos ahora con toda nuestra fuerzas impulsara Piedad Córdova con el polo democrático en Colombia

Anuncios